Sobre ‘América como civilización emergente’, del narrador y ensayista argentino Adolfo Colombres

portada-america.jpg

Plantea Adolfo Colombres el origen de este libro en la conciencia de que América ha comenzado el tercer milenio casi sin proyectos colectivos capaces de afirmarla ante el mundo como una civilización emergente, esa provincia humana nueva a la que refería Darcy Ribeiro. Mirando hacia atrás, vemos que nuestra entrada al siglo XX fue en cambio pujante. Tan alarmante falta de proyectos está mostrando la enfermedad que aqueja a nuestro espíritu utópico, justo ahora que ha llegado al parecer el tiempo de llevarlas a cabo.

La primera versión incompleta del ensayo se hizo en el año 2000, en La Habana, a cargo del Instituto Juan Marinello, y se llamó La emergencia civilizatoria de nuestra América. Después el libro fue completado y publicado en Argentina y Venezuela con el nombre de América como civilización emergente, título con que se reedita ahora en Ediciones Amargord. Trabajo en el eje de la definición de civilización, o sea, ¿qué somos? Es curioso, pero la gente no sabe responder a esta pregunta.”

No definirse como civilización es, de hecho, aceptar ser el furgón de cola de Occidente y renunciar al futuro. Si las clases dominantes optan por la civilización occidental convertirán la democracia en una ficción.

El regreso a la palestra de los intelectuales
La idea primera se originó en la conciencia de que ‘Nuestra América’ comenzaba el tercer milenio casi sin proyectos colectivos capaces de afirmarnos ante el mundo como una civilización emergente.

Apunta Colombres en el prólogo que no se precisan mayores pruebas para demostrar que en la década de los noventa no sólo los intelectuales posmodernos, sino también los que se sentían o decían estar comprometidos con los destinos de la región, se tomaron unas largas vacaciones. Pero más que una crítica hacia ellos este libro es un llamado para que regresen a la palestra y se hagan cargo del destino de la región, a fin de que no sean los banqueros los que decidan su futuro, encaminándonos como ovejas por el ‘american way of life’ que constituye, junto con los dictados de la ‘cultura’ de masas, el contenido real de lo que hoy se llama globalización.

”América como civilización emergente no expresa un pensamiento individual. Lo que en realidad me propuse es ensamblar en un sistema un pensamiento americanista que viene desde principios del siglo XIX, sostenida por aquellos que lucharon en primera línea, con o sin armas en las manos, y que no tuvieron tiempo para escribir”, declara Colombres.

La definición de civilización
Nuestra América es el título de una obra cumbre de José Martí, publicada en 1891 para potenciar el movimiento latinoamericanista. Puede tomarse esta obra como un humilde homenaje a este hombre quien llegó a decir que si la guerra mayor que se nos hacía era con el pensamiento, había que ganarla con el pensamiento. En un plano más próximo quiero honrar aquí a Guillermo Bonfil Batalla y Darcy Ribeiro. Ambos dejaron planteado el problema civilizatorio, tras avistar las cuestiones que más pesarían en el despunte del tercer milenio.

La definición de civilización no es simple. Implica trabajar a todos los niveles en función de una propuesta específica, tanto una visión de lo ecológico como de las estructuras sociales, de la literatura y el arte. La civilización siempre se define por grandes principios que la vertebran. “Creo que implica una situación de madurez de la conciencia.”
Muchos años atrás, Manuel Ugarte veía en el “colonizaje mental” una detestable servidumbre espiritual. Para salir de esta triste condición proponía “crear con el esfuerzo diario valores nuevos y una civilización diferenciada”. El objetivo sigue siendo el mismo, por lo que es hora de levantar el polvo de esa vieja bandera humillada, como en un acto de fe en nuestro destino y en la ética que fue conquistando la especie humana en su larga trayectoria de los tiempos.

colombres.jpg Adolfo Colombres es narrador y ensayista. Nació en Tucumán, Argentina, en 1944. Se graduó en Derecho en Buenos Aires, ciudad donde reside, y realizó luego estudios de Filosofía, Literatura y Antropología. Su ya vasta obra antropológica incluye, entre los más relevantes, títulos como La colonización cultural de la América indígena (Quito,1977), La hora del “bárbaro”. Bases para una antropología social de apoyo (México, 1982), Sobre la cultura y el arte popular (Buenos Aires, 1987), América Latina: El desafío del tercer milenio (Buenos Aires, 1993), Celebración del lenguaje. Hacia una teoría intercultural de la literatura (Buenos Aires, 1997), Seres mitológicos argentinos (Buenos Aires, 2001) y Teoría transcultural del arte. Hacia un pensamiento visual independiente (Buenos Aires, 2004). Como narrador publicó trece novelas (la última: El desierto permanece, es de 2006) y un volumen de cuentos, El ropaje de la gloria (1997). Recibió varios premios por su obra literaria y antropológica en Argentina, México y Cuba.

Artículo facilitado por Ediciones Amargord

Subscríbete aquí a Blog Escritores.

Blog Escritores – Cursos, Concursos y Recursos – Blog Literario y Cultural


Blog Recomendado por Diario Directo – en la Zona Blogs


Diario Directo - El Peródico Interactivo

Literature Blogs - Blog Top Sites

BloGalaxia

Anuncios

Un comentario en “Sobre ‘América como civilización emergente’, del narrador y ensayista argentino Adolfo Colombres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s