‘Versos limpios’, un artículo de José Vicente Sala sobre el libro ‘Que en limpidez se encuentre’, de Antonio Daganzo Castro

portada-libro-que-en-limpidez-se-encuentre.jpg Nunca faltarán agoreros, sentados en sus sillones relax con vistas al Parnaso, que hablen de la autocomplacencia de la poesía actual. Los agoreros, faltaba más, también son poetas. Pero poetas-estatua, de esos que sueltan metáforas todo el tiempo a sus perros pitiminís, que son los únicos que soportan estoicamente tanto sermón apocalíptico.

La realidad es que vivimos un buen tiempo para la poesía. Se publica mucho, dicen algunos, cuando no hay nada más saludable que una gran variedad de poéticas. Es tarea del lector elegir. Hay resentidos que añoran los grises tiempos en que sólo publicaban cuatro.

Antonio Daganzo Castro (Madrid, 1976), publicó en 2004 Siendo en ti aire y oscuro (Editorial Slovento, Madid, 2004) y recién comenzado el 2007, nos regala Que en limpidez se encuentre, (Ediciones Vitruvio, Madrid, 2007). Como apasionado de la música, ésta se cuela en los poemas, dando al volumen profundidad y coherencia. También hay referencias a poetas que escribieron sus versos plasmando la importancia del ritmo: Valéry, Garcilaso, San Juan de la Cruz. Se deduce que estos autores han sido lecturas fundamentales para Antonio Daganzo, que sabe combinar la tradición más clásica con un toque ultimísimo y actual. Toda poesía es herencia pero hay que saber renovar desde una libertad absoluta y eso sólo se consigue cuando las muchas lecturas han dejado un poso en el poeta.

La música, el amor, la libertad, el olvido… Temas que afloran en las cuatro partes de este libro, que comienza con un ‘Preludio’ que es una declaración de principios:

Lápiz de ayer,
papeles de mañana:
haced de este mi hoy el paraíso
.

Eso es Que en limpidez se encuentre, la búsqueda del Paraíso en la tierra, de la felicidad siempre a la medida del hombre. Nos fue dada la capacidad de amar, de componer música, de escribir; elementos que pueden llevar a esa eternidad con fecha de caducidad que es la felicidad para los mortales y, precisamente, la muerte otorga a toda empresa humana eternidad.

No hay olvido si hoy podemos escuchar las obras de los grandes compositores que llevan siglos siendo polvo. No hay olvido si nuestros labios rescatan las palabras de los muertos, que amaron y sufrieron y dejaron el más bello testamento del Hombre: la poesía.

Volvamos al principio: la gente, hoy, sigue escribiendo versos y su lectura nos da sosiego y esperanza. Este libro es ejemplo de lo que se puede hacer sin dogmas ni esclavitudes poéticas. Versos limpios. Versos rescatados de la mejor tradición y puestos al día. Como escribe Antonio:

El más grave error de quien olvida
es creer que el olvidado hará lo mismo
.

Olvidemos a los agoreros. Hay que leer poesía, toda.

José Vicente Sala

foto-antonio-daganzo.jpg

Antonio Daganzo Castro (Madrid, 1976) es escritor, periodista, especialmente vinculado a la comunicación cultural, y comentarista musical. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, ha venido realizando importantes esfuerzos en pro de la divulgación radiofónica de la música clásica. Con menciones en distintos certámenes literarios nacionales e internacionales, ha sido incluido en varias antologías narrativas y poéticas, como la que el Café Libertad de Madrid preparó para celebrar su 30º aniversario (Agua: Símbolo y memoria, Editorial Slovento, Madrid, 2006). Como narrador, ha sido traducido al alemán, y, como poeta, sus versos han aparecido publicados en importantes revistas. Además, participa regularmente en los ciclos de poesía de la Red de Arte Joven de la Comunidad de Madrid.

Subscríbete aquí a Blog Escritores.

Blog Escritores – Cursos, Concursos y Recursos – Blog Literario y Cultural


Blog Recomendado por Diario Directo – en la Zona Blogs


Diario Directo - El Peródico Interactivo

Literature Blogs - Blog Top Sites

BloGalaxia

 

Anuncios

Un comentario en “‘Versos limpios’, un artículo de José Vicente Sala sobre el libro ‘Que en limpidez se encuentre’, de Antonio Daganzo Castro

  1. La poesía la escribimos sobre temas que existen en algún lugar. o existieron o van a existir, nosotros ponemos ponemos el sentimiento, el cual es la materia prima del poeta, el tema viene después; ponemos nuestra capacidad de asombrarnos. Las demás personas sienten también la poesía, pero no con la misma intensidad ni hacen de ella una ocupación, incluso de toda la vida, incluso aún sin publicar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s