‘Del amor a la escritura y de la escritura al amor’, artículo de Enrique Salgado sobre la novela de Ezequías Blanco ‘Islandia 2004’

portada.jpg Estimado compañero de lecturas, no te conozco pero sé que compartimos el gusto por lo bello y lo raro (si no es esto mismo una redundancia). Te escribo esta carta para decirte algo al oído: hay en la calle, porque es más apropiado decir en la calle que en el mercado, una novela nueva de Azrael, perdón de Ezequías Blanco (me he confundido con uno de los personajes de la novela  que tiene nombre bíblico, de pequeño diablo concretamente, como Ezequías, y porque comparte con él aficiones, manías e inclinaciones). Tiene el libro el curioso nombre de Islandia 2004 (Lobohombre Ediciones, Madrid, 2007). Por la portada puede anticiparse que sucede en Getafe, porque si has pasado por nuestro pueblo, (perdón otra vez, quise decir ciudad universitaria y cuna de la Aviación española) conocerás el famoso lazo que a su entrada está.

La presencia de Islandia queda al parecer reducida al frío de campeonato que parece tener el pollo que se arrebuja en su cazadora  bajo la gigantesca lazada. A lo que vamos, tú que eres un conocedor que sabe apreciar el estilo trabajado, cuando va  unido a la mordiente de un buen argumento, no te la puedes perder. El Gran Hermano ojo vigilante de 1984 de George Orwell sufre en Islandia  una transformación que lo humaniza, en el fondo no era tan hijo de puta y, como Pinocho, sólo quería ser un niño de verdad. En la novela veremos una galería de personajes de lo sublime a lo ridículo, unidas ambas características en muchos de ellos. Es un auténtico homenaje de Ezequías Blanco a su ciudad de adopción.

Ezequías  vio la luz en un lugar de Zamora para luego derramarla a su vez en vasos poéticos preciosos (y si no acuérdate de Palabras de la Sibila, Objetos del amor lejano o Los caprichos de Ceres).  El poeta también ha tenido querencia por la prosa y esta es la tercera vez que intenta hacerse millonario, y lograr la felicidad completa, después de Memorias del abuelo de un punk y Tres muñecos de vudú, aunque tú y yo sabemos que es difícil que lo consiga porque en realidad escribe por amor, y ya se sabe lo que pasa entre los mercaderes de la Literatura (hay que aprender a escribir novelas de templarios y sicarios). Y por lo que toca a la felicidad, permíteme que te cite las palabras de Enka la marquesa de la Chorra Pelada:”Vivir significa estar sometido a todo tipo de males, daños y desgracias, pero los individuos mantienen en sus mentes la idea de la seguridad y el sueño de ser invulnerables, cosa que no deja de ser una utopía”.

Con Islandia paladearás una elegante e inteligente construcción y disfrutarás con los diversos registros de habla que en ella aparecen, pero sobre todo sonreirás y te reirás, no sin antes haber acaso temblado por cierta emoción subterránea que te recorrerá al darte cuenta que estás contemplando seres humanos, una pizca deformes, o pasados de refilón por el Callejón del Gato, pero en verdad encantadores. No dejes de atender, sobre todo, a lo que llamábamos el ‘mensaje’ cuando llevábamos barba y trenka e íbamos al cine de arte y ensayo con Cuadernos para el Diálogo debajo del brazo: la gente corriente es la auténtica protagonista y ese nivel de lo pequeño y cotidiano va siendo hace mucho tiempo lo poco que nos queda y cualquier cosa que se pretenda debería anclarse ahí. Y por si fuera poco la novela acaba bien. ‘Getafilandia’  no será Dublín, Lisboa, Nueva York o Londres pero es un universo humano, como cualquiera de sus vecinas ‘Leganeslandia’, ‘Parlalandia’ o ‘Fuenlabradalandia’, en el que se podría dar la vuelta a un día en ochenta mundos. Nada más, que la compres y disfrutes, ya me contarás.

Enrique Salgado

ezequias.jpg Ezequías Blanco,  (Paladinos del Valle, Zamora, 1952), es Licenciado en Filología Románica por la Universidad de Salamanca. Ejerce como catedrático de Lengua y Literatura españolas en el I.E.S. Matemático Puig Adam de Getafe (Madrid, España). Desde hace diecinueve años dirige la revista de creación ilustrada Cuadernos del Matemático.

Ha publicado los siguientes libros de poemas: Limitación del vuelo (Salamanca, 1979);  Palabras de la Sibilaedición parcial- (Editora Regional de Extremadura, Mérida, 1992); En medio del desierto (Ediciones Libertarias/Prodhufi, Madrid, 1996); Archivo de imágenes-Imágenes de archivo (Editorial Devenir, Madrid, 1999); Objetos del amor lejano -edición parcial- (Editorial P.O.E.M.A.S, Valladolid, 1999); Palabras de la Sibila -edición completa- (Lobohombre Ediciones, Madrid, 2000); Los caprichos de Ceres,  (Ayuntamiento de Manzanares, Ciudad Real, 2004); I capricci di Cerere (Edizioni Le Nuove Muse, trad. Emilio Coco, San Marco in Lamis, 2005); Objetos del amor lejanoedición completa- (Editorial Círculo de Estudios Bibliográficos y Exlibrísticos de Madrid; Colección  ‘Las patitas de la sombra’, Madrid, 2005). Los caprichos de Ceres (Editorial Devenir, Madrid, 2007).También tiene publicado un singular libro de relatos titulado Memorias del abuelo de un punk (Del Oeste Ediciones-Los libros del Oeste, Badajoz, 1997); las novelas: Tres muñecos de Vudú  (Del Oeste Ediciones-Los libros del Oeste, Badajoz, 2001), e Islandia, 2004 (Lobohombre ediciones, Madrid, 2007). Y una edición crítica de Las aventuras de Pinocho (Editorial Edelvives, Zaragoza, 2004). Por todas estas labores ha recibido más de un premio.

Subscríbete aquí a Blog Escritores.

Blog Escritores – Cursos, Concursos y Recursos – Blog Literario y Cultural


Blog Recomendado por Diario Directo – en la Zona Blogs


Diario Directo - El Peródico Interactivo

Literature Blogs - Blog Top Sites

BloGalaxia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s