Artículo de Luis Luna sobre el libro de poemas ‘Un pez que va por el jardín’, de José Corredor-Matheos (Tusquets Editores, Barcelona, 2007)

un-pez.jpg Con El don de la ignorancia (Tusquets Editores, Barcelona, 2005) José Corredor-Matheos regresaba de la mano del Premio Nacional de Poesía al centro de la actualidad poética después de largos años de desatención por parte de la crítica. En aquellos momentos, autores de medio pelo se quejaban de que el premio fuera a parar a manos de un “desconocido”, ajeno, por supuesto, a las camarillas y grupúsculos que forman parte de la corriente mayoritaria. Otros, mejor intencionados, argumentaban que aquel poemario era la culminación de su trayectoria, dándole, de paso, por agotado.

Un pez que va por el jardín (Tusquets Editores, Barcelona, 2007), desautoriza a unos y a otros. Este poeta no ha sido nunca un “desconocido” para los amantes de la poesía, sino más bien un autor frecuentado, sobre todo por quienes conocen bien que en la Generación del 50 existen diferentes tonalidades y direcciones y que, en la mayoría de los casos, ha habido un “olvido” impuesto para todos los que no siguieron las directrices de la poesía testimonial al uso. Tampoco es José Corredor-Matheos un poeta agotado, sino una voz en continua superación, en continua profundización de una búsqueda -o “respuesta a un estímulo”, en sus propias palabras- que arranca con su temprano Ocasión donde amarte (Editorial Atzavara, Barcelona, 1953) y que no ha cesado desde entonces. Ese prolongado esfuerzo impulsa su relectura y, por su valentía y honestidad, anima a los más jóvenes en el desarrollo de una voz propia, exenta de la repetición de esquemas.

El nuevo poemario insiste en la consecución de la esencialidad partiendo de la cotidianidad. Se centra, de este modo, en la búsqueda de una sencillez trascendente que devuelve a la poesía un misterio necesario y que, por encima de todo, hace de la escritura un ejercicio de humildad que contrasta con estos tiempos de egotismo insufrible. El autor lleva al extremo su identificación con la naturaleza, en la que se disuelve para, desde ella, constatar el vacío primordial. En ese camino, que discurre por la filosofía zen y la espiritualidad sin intermediarios, es imprescindible que el poeta se despoje de sí para lograr estar “atento” a lo que sucede a su alrededor y que es parte de él, así como él mismo es parte de ello. Hablamos del concepto de “shunyata” donde el hombre se postula como un receptáculo vacío que se deja impregnar por cada cambio producido en la naturaleza por pequeño que éste sea y, al impregnarse, constata la trascendencia del acto más insignificante.

corredor.jpg Junto a la naturaleza, encontramos al arte como un motor esencial para la reflexión poética. El deslumbramiento, la conciencia de que la plástica expresa con más proximidad lo inefable hace reflexionar al autor acerca de la propia labor poética y, ante todo, sobre la insuficiencia del lenguaje, incapaz de revelar o desentrañar la realidad extremadamente compleja -y simultáneamente, como no podía ser de otro modo, extremadamente sencilla- que nos envuelve y a la que, de un modo u otro, pertenecemos. Esa pertenencia a una realidad más o menos velada descubre algunos de los mejores aspectos del poeta: un excelente manejo del silencio (si bien encontramos poemas algo más extensos y discursivos que los acostumbrados), su lateralización y disolución como trabajo de perspectiva y, como cumbre, la recuperación de un tono lírico desafectado, sin forzamientos, sometido a una depuración donde todo aquello que sobra es eliminado. Corredor-Matheos deviene así, por humildad, en una voz fuerte, viva e influyente dentro del panorama. Su poemario, Un pez que va por el jardín, es un extraordinario ejemplo de que la sencillez aparente encubre una inteligencia y penetración fuera de lo común, una lucidez pavorosa del propio callamiento.

Luis Luna

Subscríbete aquí a Blog Escritores.

Blog Escritores – Cursos, Concursos y Recursos – Blog Literario y Cultural


Blog Recomendado por Diario Directo – en la Zona Blogs


Diario Directo - El Peródico Interactivo

Literature Blogs - Blog Top Sites

BloGalaxia

Anuncios

Un comentario en “Artículo de Luis Luna sobre el libro de poemas ‘Un pez que va por el jardín’, de José Corredor-Matheos (Tusquets Editores, Barcelona, 2007)

  1. Pingback: www.literaturame.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s