Juan Carlos Mestre, Antífona del Otoño en el Valle del Bierzo, por Luis Luna

La reedición de Antífona del Otoño en el Valle del Bierzo (Calambur 2005) del poeta y artista visual Juan Carlos Mestre (Villafranca del Bierzo, León, 1957) supone una excelente oportunidad para adentrarse en el laberinto textual de un creador imposible de soslayar en el ámbito poético hispánico. Escrito hace dieciocho años, el poemario no ha perdido ninguna vigencia, tal vez porque sus versos habitan un presente infinito –ajeno a los vaivenes de un tiempo externo y asumido de manera ficcional por todos nosotros- que llega inalterable y tiene la misma capacidad de penetración y evocación que cuando obtuvo el Premio Adonais en 1985.

Ausente de exhibicionismos, Antífona supone, en primer lugar, el triunfo de la palabra sobre el discurso; el aprecio de su luz, su matiz, su color, su sonido – o la huella de estos- sobre cualquier clase de anécdota o historia. Nótese bien que no hablo de que la poesía de Mestre no tenga tejido argumental –que sí lo tiene- o que esté exenta de yo –pues precisamente el laberinto de que hablamos emana directamente del artista- hablo más bien de que el trabajo sobre la palabra en todas sus dimensiones es lo que realmente se pone de relieve, notando paso a paso cómo, según los poetas árabes, el collar se va engarzando cuenta a cuenta en la belleza –apartándonos, claro, de un concepto cerrado de la misma- de la poesía.

El trabajo es, entonces, armonioso, si bien esa armonía puede ser caótica, oscura o, simplemente, distorsionada. Este es otro de los valores de Mestre –no sólo en Antífona sino también en el resto de su obra- el que pone de manifiesto la multiplicidad de los valores que se predican del concepto mediante la construcción de armonías insurrectas, edificando su escritura como un lugar de resistencia frente a la mediocridad, la banalidad y la estupidez, y haciéndolo desde, precisamente, la humildad y el trabajo.

En la senda de Jabés o Celán, Mestre se rodea de preguntas para insinuar –nunca lanzar, impostar, arrojar- certezas o bien describir la sutil maquinaria –Pino hablaba de la Méquina dalicada- que hace funcionar esas certezas de tal modo que el lector pueda terminar el proceso. Tercera razón por la que conviene buscar y leer sus textos: el lector tiene la última palabra en el silencio que sucede a sus lecturas.

Sultana Wahnón ha expresado bien la recuperación del lenguaje operada por Mestre (Revista Ínsula, 580, Madrid, abril 1995), queda por estudiar la recuperación del lector que hace el poeta. No nos encontramos ante poemas urgentes, ante poemas de sentencias subjetivas sobre una cotidianidad mal entendida. Nos basta la sugerencia, el pasillo lleno de puertas o como él mismo ha escrito “El arca de los dones” que representa cada uno de sus libros y que invitan al lector a ponerse a trabajar – también él- para ser merecedor de esos dones, para que la poesía sea hecha por todos.

BIBLIOGRAFÍA (Obra Poética).

SIETE POEMAS ESCRITOS JUNTO A LA LLUVIA. Barcelona, Col. Amarilis, 1982.
LA VISITA DE SAFO, León, Col. Provincia, 1983.
ANTÍFONA DEL OTOÑO EN EL VALLE DEL BIERZO, Madrid, RIALP, Col. Adonais, 1986. Premio ADONAIS 1985.
LAS PÁGINAS DEL FUEGO, Concepción (Chile), Letra Nueva, Colección Cuadernos de Movilización Literaria, 1987.
EL ARCA DE LOS DONES, Málaga, Edición de Rafael Pérez Estrada, 1992.
LOS CUADERNOS DEL PARAÍSO, Barcelona, Llibres de Pharlarthao, 1992. Edición de Alain Moreau con grabados de Víctor Ramírez.
LA POESÍA HA CAÍDO EN DESGRACIA, Madrid, Visor, 1992. Premio Jaime Gil de Biedma, 1992.
LA MUJER ABSTRACTA. Valladolid: Ediciones de Poesía “El Gato Gris”,1996.
LA TUMBA DE KEATS. Madrid: Hiperión, 1999. (Premio Jaén de Poesía 1999).
LAS ESTRELLAS PARA QUIEN LAS TRABAJA. Lucerna, Colección Cuadernos de La Borrachería, Zamora, 2001.

Sitio Web de Juan Carlos Mestre


Luís Luna

Poeta

Blog Escritores – Cursos, Concursos y Recursos – Blog Literario y Cultural

Blog Recomendado por Diario Directo – en la Zona Blogs

Diario Directo - El Peródico Interactivo

Literature Blogs - Blog Top Sites

Anuncios

7 comentarios en “Juan Carlos Mestre, Antífona del Otoño en el Valle del Bierzo, por Luis Luna

  1. Hola, les quiero invitar a leer un poema q a mi me encanto se llama “Cordelia”, lo hizo una amiga.

    Es un poema que no cae en lo romántico, es seco, existencialista,a mi me encanto.

    Saludos.

    aumakua.wordpress.com

  2. Estupendo comentario, la verdad que ellibro de Mestres es una delicia, particlarmente los arreglos musicales de sus poemas hechos por el grandioso Luis Delgado, recomendadísima edicón la de Calambur, también es interesante la canción sobre sus versos de Amancio prada, un aire fresco a la empolvada poesia de estos días.

  3. A mi me parece que la canción de amancio prada sobre los poemas de mestre es de lo mejor del disco y una de las mejores del cantautor, del nivel de libre te quiero de garcia calvo,el libro está bien y es cierto que no ha envejecido, el adonais de mestre junto al chagall de blanca andreu son hitos de la poesia contemporanea, que lejos quedan hoy otros mas recientes, vale la pena volver a leer ese libro en el que he descubierto algun poema que no estaba incluido en la primera edición de rialp del 85, gracias.

  4. OTOÑO

    “a Amancio Prada y Juan Carlos Mestre”

    “Lo que recuerdo es hermoso,
    lo que borda la ternura sobre los valles del Bierzo”
    Juan Carlos Mestre
    (Antífona del Otoño en el valle del Bierzo)

    Si por mí fuera,
    sólo querría la hermosura,
    un valle de silencio
    y la música y la voz
    de quienes son música y voz.

    Si por mí fuera,
    me quedaría inmóvil,
    observando a la ternura bordar
    sobre los árboles ocres
    el paño de la vida.

    Si por mí fuera,
    regresaría a la tumba del padre
    para abandonarme en su llanto
    en su relincho,
    en su lluvia y en su pecho.

    Si por mí fuera,
    volaría en el pico de los pájaros,
    recorriendo en ellos
    aquello que vosotros me habéis dado.

    Si por mí fuera,
    bebería el vino primero
    y saborearía la carne de esa muchacha
    (todos sus ojos y senos)
    a vuestro lado.

    Si por mí fuera,
    viviría como no vivo,
    en el otoño eterno de vuestra presencia.

    Rafael
    20 de Noviembre de 2006

  5. Me ha encantado la música de Pedro Sarmiento sobre el poema de juan carlos mestre,me recuerda al sublime Erik sattie ,un lujo para los oidos amantes de la poesia y la musica una misma cosa,gracias por la recomendacion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s