Reseña del poeta Antonio Gamoneda, Premio Cervantes 2006 por Luis Luna

Antonio Gamoneda (Oviedo, 1931) acaba de recibir el Premio Cervantes 2006tras sucesivas votaciones” en palabras de la Ministra de Cultura. Tal vez no sean extrañas estas deliberaciones si pensamos en que Gamoneda no pertenece al canon que determinados poetas quieren imponer para la poesía escrita en castellano.

..

Ajeno a estas elucubraciones, el autor volvía a insistir desde su insilio leonés en la consideración de la poesía como “una verdad en sí misma” nacida de/desde lo biográfico pero totalmente fuera de lo que él mismo ha denominado “minirrealismo”, esto es, anclada en valores de absoluta inteligibilidad por parte del lector.

..

Gamoneda busca la empatía, la experimentación de su poesía apelando a una condición activa del lector que consisitiría en una realización del lenguaje en éste, aunque no le sea totalmente comprensible el cómo de ese lenguaje.

..

Desde esa perspectiva se ha desvinculado de cualquier catalogación ajena a su obra, ya sea la de Generación del 50 o cualquier otra que intente encasillar la transmisión de una poesía que se quiere subjetivista como condición indispensable para su construcción.

..

Tal vez por este motivo, y por su beligerancia con determinadas corrientes poéticas, Gamoneda ha sido considerado un poeta oculto –si bien no le han sido ajenos crítica y premios– que ahora empieza a ser reconocido como uno de los grandes de estos últimos años.

La solidez de su obra, su calidad, su influencia en autores dispares y de edades bien distintas así lo corroboran.

Centrada en la memoria –el olvido es considerado por el autor uno de los nombres de la misma- , el silencio-como precedente y componente- y la muerte:

“la muerte no está en mi escritura desde que aparece esa percepción física, sino desde mucho antes, pero está de una manera que si leéis con un poco de atención (…) es una presencia intelectual. ¿Cómo se justifica la presencia intelectual? Yo creo que El cuerpo de los símbolos dice algo de eso. Mi madre era una enamorada constante de su hombre… desde niño me hablaba constantemente de la muerte de mi padre, y luego, en León tuve un observatorio “privilegiado” de la muerte relacionada con la guerra civil” (entrevista realizada por Marcos Taracido. Revista poética Almacén www.librodenotas.com/almacen/Archivos/001555.html ) y también:“Lo que siento es extrañeza de que la muerte no esté presente en todos. La muerte es tan real como la vida misma, se nos hace necesaria para vivir y no conozco posibilidad alguna de anularla. Esto no es ser pesimista, es que la muerte, desde niño, abrió la puerta y encontró acomodo en mi casa.” (“Cuatro afirmaciones tajantes de Antonio Gamoneda más una nota prescindible” en www.literaturas.com/v010/sec0503/educomania/educomania.htm )

Su poesía describe una trayectoria de despojamiento, no exenta de asideros anecdóticos pero dentro de un tiempo y un lugar cada vez menos explícitos, cada vez menos impuestos, que dejan paso a una literalidad muy profunda atenta sólo a los impulsos de la conciencia del yo poético:

En fin, cuando escribo un libro de poesía, no estoy explicando nada. Estoy creando una «presunta obra de arte», con palabras cuyo contenido es el contenido de mi memoria, pero, ¡ojo!, no organizando el libro linealmente, sino como me lo proporcionan mis pulsiones internas, como las visiones se acaballan en mi propia conciencia. Por otro lado, la aparente dispersión voluntaria y la ocultación no son tales: yo defiendo que hay una rigurosa literalidad en relación con los movimientos de mi conciencia, de mi memoria, y que incluso es rigurosa hasta el extremo de que palabras que parece que están en función surreal, están en función realista.” (entrevista a Antonio Gamoneda José Manuel López de Abiada. Universidad de Berna, Suiza publicada en www.anmal.uma.es/numero15/Gamoneda.htm ) y que tiene dos propósitos fundamentales, documentar la pérdida: “Vuelvo a casa atravesando el invierno: olvido y luz sobre las ropas
húmedas. Los espejos están vacíos y en los platos ciega la soledad.
Ah la pureza de los cuchillos abandonados.
Amé todas las pérdidas.
Aún retumba el ruiseñor en el jardín invisible. “
“Aún” de Libro del Frío intentar alcanzar la esencialidad: Estoy desnudo ante el agua inmóvil. He dejado mi ropa en el
silencio de las últimas ramas.
Esto era el destino:llegar al borde y tener miedo de la quietud del agua.“Sábado” de Libro del frío configurando así un paisaje íntimo –escrito y reescrito- que es, al mismo tiempo, un espacio reconocible para aquellos que intenten de una forma sincera “experimentar” a través de su propio imaginario la poesía de Gamoneda.

Poesía

  • La tierra y los labios(1947-1953). No publicado hasta Edad
  • Sublevación inmóvil, Madrid, Ediciones Rialp, 1960
  • Descripción de la mentira, León, Institución Fray Bernardino de Sahagún, C.S.I.C., Diputación Provincial, 1977
  • León de la mirada, León, Espadaña Editorial, 1979
  • Blues castellano, Gijón, Ediciones Noega, 1982
  • Lápidas, Madrid, Trieste, 1986
  • Edad : (poesía 1947-1986), Madrid, Cátedra, 1987
  • Libro del frío, Madrid, Ediciones Siruela, 1992
  • Sección de la memoria, Ponferrada, Ayuntamiento, 1993
  • Poemas, Palma : Universitat de les Illes Balers, Servei de Publicacions i Intercanvi Científic, 1996
  • Cuaderno de octubre, Madrid, San Roque, 1997
  • Pavana impura, Huelva, Fundación El Monte, 2000
  • Sólo luz: antología poética, Valladolid, Castilla y León, Consejería de Educación y Cultura, 2000
  • Arden las pérdidas, Barcelona, Tusquets Editores, 2003
  • La voz de Antonio Gamoneda. Madrid, Residencia de estudiantes, 2004
  • Reescritura, Madrid, Adaba Editores, 2004
  • Cecilia. Teguise : Fundación César Manrique , 2004
  • Esta luz : poesía reunida : (1947-2004), Barcelona : Galaxia Gutenberg : Círculo de Lectores, 2004

Prosa

  • Relación y fábula, Santander, Editorial Límite, 1997
  • Descripción del frío, León, Celarayn Editorial, 2002
  • Echauz. La dimensión ideológica de la forma. Madrid: Ediciones Rayuela,1978
  • León, traza y memoria, Madrid , A. Machón, 1984
  • Zamora. Fotografías, León, Editorial Everest, 1987
  • El cuerpo de los símbolos. Madrid, Huerga y Fierro. Editores,1997
  • Libro de los venenos : corrupción y fábula del libro sexto de Pedacio Dioscórides y Andrés de Laguna acerca de los venenos mortíferos y de las fieras que arrojan de sí ponzoña, Madrid, Ediciones Siruela, 1997

Conocimiento, revelación, lenguajes, León, I.E.S. “Lancia”, La Biblioteca, 2000

Luis Luna

Filólogo, Investigador y Poeta

Blog Escritores – Cursos, Concursos y Recursos – Blog Literario y Cultural

Blog Recomendado por Diario Directo – en la Zona Blogs

Diario Directo - El Peródico Interactivo

Literature Blogs - Blog Top Sites

Anuncios

Un comentario en “Reseña del poeta Antonio Gamoneda, Premio Cervantes 2006 por Luis Luna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s